COLORES EN SINCRONICIDAD

El siguiente texto fue escrito por Rosana Bernharstu en el marco de las actividades propuestas por el Taller Online de PERIODISMO DE DANZASe trata de un ejercicio de observación perceptual, necesario para realizar una aproximación despojada de prenociones, a la escritura sobre danza. En este caso, se trabajó sobre la observación de la coreografía de Rodrigo Pederneiras para la reconocida compañía de danza contemporánea brasileña, Grupo Corpo.


 


 Por Rosana Bernharstu

Siempre disfruté del sol, de La Luz que refleja los colores, de las formas, los dibujos y las líneas que el paisaje me presenta, Será por eso, que desde muy joven viajé desde Buenos Aires al sur de argentina, para instalarme y allí quedarme a vivir.

Aprendí algunos conceptos de la Educación Plástica en una carrera superior, esos pocos conceptos básicos, me han acompañado siempre. Figura y Fondo. Claro y Oscuro. Entre otros. En más de una oportunidad me los imaginé en el atardecer del bosque en el que vivo.

A veces pienso que mi admiración por estas formas y colores vienen conmigo desde muy pequeña, cuando acompañaba a mi madre, sentada detrás, en un pequeño banco, mientras ella cosía a máquina los vestidos para la novia o la quinceañera y sus familiares. Las formas, los colores y las texturas me acompañaron, casi sin darme cuenta.

Hace uno años, una amiga brasileña me mostró al Grupo Corpo. Hoy al reencontrarlo por aquí, comprendí por que pensé en mi madre al ver tantos colores en movimiento.

Colores y Formas distribuidas en el espacio. Sonidos y acordes en los cuerpos coloridos. Ritmo en las figuras que destacaban un fondo de variadas texturas.

El fondo. Las figuras. El color. Las líneas. El movimiento. La música… Todos esos elementos reunidos trajeron a mi memoria, tantas tardes, jugando sentada detrás de mi madre en su máquina de coser.

Todos esos elementos, más las sonrisas en los rostros de los danzantes, los movimientos agitados de las manos y los saltos al ritmo de la música, me hicieron pensar en la alegría, en la celebración, tal como en esos acontecimientos para los cuales se hacían esas ropas las clientas de mi madre. Fiesta. Danza. Alegría. 

Color y Música. Y como un broche que brilla, la sincronicidad en ese final. Todas/os-Una/o.

YOSELÉN SARACHO: "LA DANZA DUNCAN ES UNA FIESTA PARA LOS SENTIDOS"

Por Ana González Vañek


"Lo que es contrario a la naturaleza no es bello" 

Isadora Duncan


Siguiendo las sabias palabras de Isadora Duncan, precursora de los movimientos que dieron vida a la danza moderna y contemporánea, se vuelve imprescindible reflexionar acerca de las formas que ha transitado la danza a lo largo del último siglo. Si bien el concepto de belleza es siempre relativo a su cultura y contexto, algunos elementos globales confluyen en su significación y ellos suelen estar unidos a la experiencia del cuerpo en su intrínseca relación con el mundo a través de los sentidos. De ahí que sea la naturaleza, concebida en su acepción material, pero también espiritual (para Isadora el ser humano es, ante todo, un ser espiritual), la fuente que da vida a lo que Isadora llamó la verdadera danza, que nace de la voluntad del alma. Tuvimos el placer de conversar al respecto de estos temas con la uruguaya Yoselén Saracho, profesora de Biodanza y especialista en el maravilloso lenguaje de Isadora Duncan, quien nos cuenta acerca de la importancia de transmitir esta técnica, muy especialmente en la actualidad, con el objetivo de expandir la posibilidad del encuentro con el propio ser y con los demás, a través de la belleza de la danza.

Fotografía - Gentileza Yoselén Saracho


AGV: -¿Cuál es tu actividad específica en el campo de la danza?

YS: Soy profesora de Biodanza, egresada de la Escuela Uruguaya de docentes de Biodanza. Trabajo como Profesora de Danza Creativa para niños y adultos en diferentes espacios (Escuela Pública, Centro Cultural de La Paloma y en mi estudio de Danza). Mi tarea ha estado siempre focalizada en el encuentro de una metodología que logre un equilibrio entre lo técnico y lo libre expresivo. Así, voy descubriendo en la técnica un camino y un sustento para la creación, donde la técnica nutre y no limita los procesos creativos. Es muy importante, en las clases, dar espacio para la complementariedad entre estos dos aspectos.

Fotografía - Gentileza Yoselén Saracho


AGV: ¿Cómo describirías la influencia del legado de Isadora Duncan en la creación de tu propuesta artística? 

YS: Conocí a Isadora Duncan en la formación de Profesores de Biodanza; ella es parte de sus fundamentos, un antecedente antropológico: su vida, su obra, el nacimiento del movimiento en el plexo solar y todo lo que eso implica. Vivir siendo fieles a nuestra voluntad, teniendo el coraje de ser libremente quienes somos, es el desafío de este legado. Conociendo la técnica y los movimientos que Isadora nos dejó, a través de la presencia de sus seis Isadorables, voy encontrando todo el sentido a esta expresión bella y libertadora: movimientos simples y cotidianos llenos de detalles que hacen la diferencia. Esta técnica que aprendo guiada por mis Maestras: Fátima Suarez, Rachel Neves y Marilia Maciel (Escuela Contemporánea de Danza, Salvador Bahia, Brasil), y Lori Belilove (Isadora Duncan Dance Foundation, Nueva York) como referente, me ofrece un camino de integración donde siento una fuerza potente y sutil que me une, me conecta y me completa infinitamente. Aspectos que son asimilados en forma progresiva y con la práctica, dándoles el nivel de compromiso que podamos. Mi maestra dice que nos tenemos que encaprichar, y me gusta eso. Este camino me ha permitido encontrar y abrir esa puerta que abre miles, y eso tiene mucho sentido y mucha sincronicidad con la vida y la obra de Isadora. Siempre vamos a estar atentas al encuentro, uniendo partes, emitiendo, comunicando desde un lugar no perfecto mas profundamente verdadero. Siento que nunca podré parar de aprender para seguir enseñando. A ser profesora Duncan se aprende toda una vida. Desde la Danza Creativa, mi trabajo es el de estimular para que cada bailarín/a encuentre su emoción, su mensaje, su fuerza original y natural de ser y expresar. Ése es un lindo camino.

AGV: ¿Por qué el legado de Isadora Duncan podría contribuir a la expansión de la danza en las sociedades contemporáneas?

YS: Siento que hoy en día es muy importante gestar procesos creativos donde sintamos una profunda  motivación que nos encienda, y podamos expresarlo. Una clase de Danza Duncan es una fiesta para nuestros sentidos: la sensibilidad y la percepción se afinan, podemos sentirnos unidos con la melodía y desarrollar nuestra musicalidad. Imaginar, encontrar belleza en las formas, la inteligencia constructiva que yace en la continuidad de la fluidez, y la fuerza serena para manifestarse, serán elementos indispensables para la humanidad del tercer milenio. Esos atributos, presentes en las dinámicas de la técnica, le dan sustento a la fuerza que emana desde el pecho, centro regulador de nuestra voluntad. Camino que va desde adentro hacia afuera, y desde afuera hacia adentro, y busca siempre equilibrar, complementar, transferir y oponer, además de crecer hacia adelante y hacia arriba. Todo eso tiene para mí mucho sentido en la evolución de nuestro proceso existencial. Además, la enseñanza contiene una pedagogía basada en el afecto, en donde el cariño, el cuidado, el respeto y la calificación, son aspectos presentes.

Fotografía - Gentileza Yoselén Saracho


AGV: ¿Cómo fue tu experiencia en el Taller Online El Legado de Isadora Duncan certificado por Danza & Comunicación y de qué modo ha repercutido en el desarrollo de tu actividad?

YS: El taller El Legado de Isadora Duncan me permitió considerar la dimensión político social de la obra de Isadora. Ese vínculo comprometido con el contexto y cómo la posibilidad de expresar requiere un acto de coraje y libertad para poder expandirse. Me permitió reflexionar nuevamente sobre cuán ligados estamos con nosotros mismos, con los demás y con nuestro entorno para poder expresar verdades a través de la danza. Y conectar siempre con mi libertad.   

AGV: ¿Qué entendés por comunicar a través de la danza?

YS: Comunicar en un sentido íntegro, comunicarse consigo mismo, comunicar con los demás, comunicar con la totalidad, con los elementos, con la naturaleza y sus fuerzas. Comunicar una historia, comunicar mi historia, éso que me mueve… y tú, espectador... encontrarás si puedes... la tuya… y encontraremos tal vez  la nuestra, la que siempre estuvo ahí… Esa fuerza tan pura y misteriosa de la vida cuando es danzada.-

Fotografía - Gentileza Yoselén Saracho


Te invitamos a conocer el trabajo de Yoselén Saracho

IG @yoselensarachpro


MARINA GUBBAY: QUE LA OBRA TENGA SU VIDA PROPIA

Por Ana González Vañek



Hoy (25 de agosto de 2021) d
espedimos con mucho dolor a una maravillosa artista, referente de la danza y la expresión corporal en Argentina, Marina Gubbay.

"Esta obra, que comenzó desde una vivencia personal, tal vez ya no me pertenece. De alguna manera, el hacerla rodar nos hace dejarla ir, soltarla, para que la obra tenga su vida propia. Creo fervientemente en esto desde la danza” Marina Gubbay

Uno de los seres más bellos que conocí a lo largo de todos estos años. Hicimos varias entrevistas juntas y me fascinaba escucharla porque siempre irradiaba entusiasmo. 

El recuerdo más hermoso que guardo junto a ella, es un almuerzo que había organizado en su casa para contarme acerca de sus proyectos pedagógicos. Había preparado todo con tanta delicadeza y cuidado por el detalle en todos los aspectos, que mi admiración por su fuerza de voluntad se transformó en admiración por su capacidad de amar.

Querida Marina, hoy comparto esta nota que te había gustado tanto, con el recuerdo de esa emoción vibrante en el sonido de tus palabras después de leerla: "vos escribís con el corazón".

Tengo la certeza de que estarás por siempre en el corazón de quienes tuvimos el privilegio de estar cerca tuyo.




Entrevista a Marina Gubbay por Ana González Vañek 

POR EL SENDERO DE ISADORA DUNCAN


"Yo no soy una simple bailarina
Yo soy una mujer con una misión"

Isadora Duncan


Testimonios plenos de belleza y gratitud que nos alientan a continuar transitando el sendero de la verdadera danza.

Hoy saludamos muy especialmente a nuestra nueva graduada del Taller Online El Legado de ISADORA DUNCAN ¡Muchas felicidades Rosana! Gracias por compartir tu experiencia y plasmarla en tan necesarias palabras.

"Habiendo concluido el Taller Online el Legado de Isadora Duncan, debo decir que volver a leer sus textos y reencontrarme con conceptos y expresiones que han dejado huella en mí, ha sido un encanto. He comprendido qué me identifica con el estilo de danza de Isadora, y hoy puedo decir que es la forma de comprender la vida a través de la danza; comprender y aceptar los sentimientos, las emociones, los pensamientos; su rol activo en la sociedad y en el arte, su discurso con la palabra y el cuerpo, en contra de la opresión en todo sentido. Me apasiona pensar la danza como un derecho de todas las personas, no sólo de aquellas personas consideradas habilidosas. Pero es en su relación con la naturaleza donde siento que su estilo me ha atravesado completamente. La danza ha nacido en la naturaleza. Por allí leí un escrito donde ella asegura que todos los movimientos en la danza están inspirados en la naturaleza. He comprobado con los 30 años que llevo viviendo en el sur, entre montañas y océanos, que la naturaleza es una inspiración permanente, y ¿cómo no serlo? (Ushuaia es mi lugar en el mundo). Copos de nieve suspendidos en el aire… Gotas de lluvia deslizándose por la corteza de los árboles… Hojas del otoño en todas sus tonalidades formando alfombras… Lagos de diferentes colores, seres que habitan y danzan en el mar y el aire, bosques, playas y más. La Naturaleza e Isadora son mi mayor inspiración. Creo que con Isadora Duncan, la danza ha evolucionado y a la vez ha recuperado los conocimientos ancestrales que había perdido. Gracias Danza & Comunicación por traerla con tanto amor." 

Rosana Bernharstu 

IG @naturaldanza_robernharsu

___________________________________________________


¿También deseas contribuir a la expansión del valioso legado de Isadora Duncan

Envianos tu mail y país con el asunto Isadora 📧 agvagencia@gmail.com

agvagencia.com/isadoraduncan

EL LEGADO DE ISADORA DUNCAN


"Fuiste silvestre alguna vez. No te dejes domesticar" 

Isadora Duncan



Bellas y sabias palabras de nuestra musa inspiradora, y de quienes también consideran que la verdadera danza es aquella que brota de las profundidades del alma.

¿Te gustaría conocer todo acerca del valioso legado de Isadora?

En nuestro Taller Online El Legado de ISADORA DUNCAN, ahondamos en su maravillosa propuesta artística y estética, desde un abordaje que privilegia la comprensión de la danza como forma de comunicación sensible y honesta.

Esta hermosa actividad que recorre el mundo, se encuentra disponible en español y en inglés, y gracias a la cantidad de mensajes que hemos recibido, muy pronto lo estará también en francés.

La modalidad de cursada es online, individual y personalizada. Recibirás 3 módulos de frecuencia semanal en tu correo, y nuestras devoluciones a cada actividad, en los tiempos que así lo dispongas.

Te invitamos a disfrutar el descuento especial para seguidores de nuestra cuenta de Instagram @danzaycomunicacion, quienes acceden al beneficio exclusivo de abonar 50% OFF.

Envianos tu mail y país para recibir toda la información: agvagencia@gmail.com

Ayudanos a mantener vivo por siempre el valioso legado de nuestra inolvidable Isadora. Hoy más que nunca, nuestra humanidad lo necesita.

LUIS. LA RIQUEZA DEL HOMBRE ES SU ALMA

Por Ana González Vañek



Luis Biasotto. Hermoso ser humano y maravilloso artista que significó un antes y un después en la historia de la danza contemporánea argentina.

Entre todos los recuerdos de aquellos tiempos, cuando iba a ver obras cada semana, encontré una de las entrevistas que hicimos con Luis hace unos años. El tema era, precisamente, la muerte, ya que había visto su obra "A dónde van los muertos" y me había conmovido demasiado.

Un corazón en forma de luz roja brillante, que incluso después de la muerte del cuerpo físico no dejaba de latir, quedó en mi memoria para siempre.

Hace poco tiempo comencé a sentir que era importante hablar sobre la existencia del alma y dar cuenta de la vida después de la muerte, en el ámbito de la danza, y por este motivo entrevisté a una especialista en la temática.

Citando las sabias palabras de nuestra inolvidable Isadora Duncan, titulé a esta nota "La riqueza del hombre es su alma". Te invito a leerla AQUÍ.

Lo más conmovedor dentro de todo esto que no parece ser cierto, es que luego de unos meses sin comunicarnos, intuí que tenía que compartir esta entrevista con él, y así lo hice la semana pasada. Pensé que le gustaría porque habíamos hablado mucho acerca de la muerte, y porque él también creía en los vínculos del alma. Ahora comprendo que la ausencia de su respuesta fue, precisamente, la certeza de ella. 

Con mucho dolor y todavía sin poder creerlo, comparto aquella hermosa nota que hicimos y que hoy más que nunca, encuentro profundamente reveladora.

Luis era un ser de inteligencia única y sublime.

El Plan de Dios es un misterio.


Entrevista a Luis Biasotto por Ana González Vañek

MARGARITA FERNÁNDEZ: "LA DANZA ES LIBERTAD"

Por Ana González Vañek

En tiempos de grandes cambios para nuestra humanidad, es de vital importancia reivindicar el inmenso poder transformador de la danza. La práctica artística de danza en la niñez es fundamental para el desarrollo de la sensibilidad, así como también para la generación de valores que incidan favorablemente en la co-creación de un nuevo mundo, donde seamos capaces de aceptarnos en las diferencias y construir nuestras sociedades, a partir de ellas. Con la intención de revalorizar a la danza como un arte primordial y absolutamente necesario durante los primeros años de vida, y para conocer en mayor profundidad las características de los procesos de enseñanza - aprendizaje de la danza en la niñez, tuvimos el placer de conversar con la reconocida maestra, coreógrafa y directora argentina, Margarita Fernández, quien comparte en esta entrevista sus conocimientos y experiencias como maestra de danza para niños. Cabe destacar que su vasta trayectoria incluye la autoría del libro "Introducción A La Danza Modern Jazz Para Niños" y la puesta en escena de grandes clásicos de las artes escénicas, en versión infantil.


Fotografía - Gentileza Margarita Fernández


AGV: -¿Cómo nace tu interés en el trabajo con niños en la danza?

MF: Mi interés en el trabajo con los niños en la danza surge de una iniciativa muy íntima y personal porque mi formación temprana estuvo siempre invariablemente asociada a instituciones y escuelas de danza con una formación académica, que para mí es y fue de significativa importancia, para poder desarrollarme profesionalmente como bailarina. Pero siempre consideré el acercamiento de los niños a la danza o de la danza hacia los niños, como algo muy beneficioso, porque es una herramienta expresiva fundamental para cualquier niño. Tanto es así, que en todas las culturas, y desde las épocas más arcaicas  se ha considerado la danza como un medio de expresión y en muchos casos, además de lo lúdico, se la ha relacionado a lo trascendente y lo mágico-religioso. 

El haberme formado en una institución académica me hizo ser consciente, de alguna manera, de lo limitado del acceso de los niños a ese tipo de formación, dejando quizás en el camino a pequeñas y pequeños con ganas de bailar. Ya siendo profesional y dedicándome a la docencia, empecé a tener un especial interés en acercarme a los niños y brindarles una educación en el movimiento feliz, a todos por igual. Hay un slogan que me acompaña siempre: “¿No será la  imaginación y el arte inteligencia que se divierte?”. Esto es perfectamente aplicable a esta forma, a esta posibilidad de expresión para el niño. La danza, principalmente en la niñez, no sólo es formadora físicamente sino que -principalmente cuando son muy pequeños- resulta una herramienta fundamental para que los niños puedan expresar sentimientos, para que puedan descubrirse. Los latidos del  corazón, la respiración que proviene del propio cuerpo, el silencio, los estímulos sonoros, la música para los niños oyentes y las vibraciones para los hipoacúsicos, repercuten en sus cuerpos. Estos estímulos son recepcionados, dando respuestas en movimientos, haciéndolos expansivos y comunicadores. Cuando se realizan en compañía de otros niños (grupo) se genera, entonces, una correspondencia y se transmiten las ganas de bailar.  

Esa correspondencia es ser con el otro y entonces ahí conviven uno, el otro y la alteridad. Bailar es sentirse ilimitado, sentirse libre. La danza es libertad. En ese ánimo de juego se puede también generar de a poco y sin darse cuenta, una formación que puede derivar después en algo académico.

Yo sé que muchos de los niños que han transitado las aulas en las cuales se imparten conocimientos, tuvieron la suerte de poder ser bailarines y otros tuvieron la dicha de poder tener una herramienta de por vida para ser felices, para entender lo que es el valor de la danza, para poder reconocer su propio cuerpo y el de los demás. De esta manera pueden respetarlo y pueden expresar un montón de sentimientos y ser receptores también de sensaciones, acompañar a la música, desarrollar otros valores más y una sensibilidad que los va a acompañar siempre.


Fotografía - Gentileza Margarita Fernández

AGV: Teniendo en cuenta las características del contexto que actualmente sobredetermina el desarrollo de las prácticas artísticas ¿Cuál es tu mirada acerca de la formación en danza durante la infancia?

MF: La formación en danza durante la infancia se encuentra enmarcada en los distintos espacios geográficos y culturales en donde se da. No es lo mismo la danza para un niño Qom que la  danza para un niño que nace en San Petersburgo; ni la danza de un niño  nacido en Córdoba (Argentina), que para aquel  nacido en el Sur de España, en Sevilla. Tampoco es lo mismo la danza para un niño hindú que para un niño africano. Si bien la danza es, por supuesto, hacer con el cuerpo y con el movimiento, y eso se manifiesta  en la corporalidad, la impronta cultural y geográfica de cada niño, en determinado contexto, hace que se tenga una forma identitaria característica, aún en la niñez más temprana.

Me encantó cuando una vez, un colega se refirió a la pluralidad de los bailarines de nuestro Ballet Folklórico Nacional -que es un ballet federal-, diciéndome que se notaba que cada uno traía su geografía, que traía un paisaje diferente. Este destacado bailarín de tango es Jorge Torres, quien comenzó a bailar a edad muy temprana dentro de un hogar  humilde, pero con padres inteligentes que pudieron ver y entender su sensibilidad artística. Se orientaron así, hacia la búsqueda de un maestro de danza clásica y danza folklórica, lo que le dio la posibilidad de acceder a una formación académica. Hoy es un destacado artista y la danza, su medio de vida. Este tipo de casos suele darse y a veces se debería poner foco, apostar y dar respuestas a través de mas cantidad de instituciones que generen acceso a tantos niños que, como él, tienen condiciones y no están dados los recursos que lo permitan. Torres viajó mucho por el mundo y me decía que cuando los bailarines bailaban dejaban un paisaje en el escenario; y que se veía que aún cuando manejaban una misma corografía o una misma música, sin embargo… y en ese “sin embargo” estaban impresas las características de arraigo. Eso se da en los niños también. Hay chicos que están muy incentivados a participar desde muy pequeños. Estas participaciones pueden tener un carácter religioso, o pueden tratarse de danzas regionales. En otros países, la mirada podría apuntar más a un enfoque académico riguroso que hace que el niño pueda desarrollarse en una profesión, ya que para ciertas comunidades, el ser bailarín es ser una persona de la cultura destacada, saliente, prestigiosa.

Para mi mirada, en nuestro país -que a su vez engloba muchos países más- falta un trabajo aún mayor en el incentivo de la danza para los niños. Podemos decir que Argentina es un país que baila, sobre todo en el interior, pero deberíamos tener mayores posibilidades para acercarnos de manera más temprana a la danza, porque es un vehículo muy importante para poder expresarse. Una persona que conoce su cuerpo, conoce sus potencialidades y su limitación. El trabajo del docente en danza es brindar herramientas para que se conozca y amplíe las posibilidades de crecer corporalmente, agudizar y nutrir su inteligencia kinética y su inteligencia emocional. La danza es el cuerpo que habla. Permite ser comunicador con la otra persona, en cuanto a poder manifestar sentimientos, en cuanto a poder ser correspondido, poder sentir que pertenece a un determinado grupo; y esto es muy importante que se desarrolle lo antes posible. En los primeros cuatro o cinco años, ese vínculo con  la música, con la danza, con el ritmo, es fundamental. Partimos del principio de que todos los seres humanos tenemos algo que se llama ritmo interno, que está dado por el latido de nuestro corazón y la respiración. Eso existe, lo traemos con nosotros desde la etapa de la gestación. La posibilidad  de poder permitirle al otro el desarrollarla, da pie a personas más felices. 

Bien decía Jaqueline  Robinson en su libro El niño y la danza que idealmente la danza educativa y cultural debería tener, indiscutiblemente, su sitio en los proyectos de educación. “El  niño tiene derecho a la danza”. El  concepto clave en el Congreso DaCi UNESCO de 1982 en Estocolmo fue: El objetivo de la danza para los niños es “to make better people”, es decir, hacer mejores seres humanos, mejores personas. Bailando se aprende a amar mejor a los demás, a comprender mejor la vida.

Poder tener contacto con la danza cuando se es chico es fundamentalmente un regocijo para el espíritu. A través de ella se aprende a tener confianza y también resulta muy gratificante la alegría de bailar con otros chicos.

AGV: ¿Cómo describirías los procesos de enseñanza-aprendizaje en la actualidad?

MF: En este momento el mundo está viviendo una situación que es absolutamente única y particular. El no poder permitirnos salir de nuestras casas, el tener que resguardarnos por el hecho pandémico, hace que obviamente los niños sean receptores y sufran las consecuencias. La posibilidad, no obstante, de poder contar con la virtualidad, con sistemas de enseñanza y plataformas, en algunas casos muy bien trabajadas y muy bien desarrolladas y en otros casos, muy pobres y poco preparadas, genera una gran desigualdad. Sin hablar de aquellos niños que no tienen acceso a  la virtualidad y entonces quedan relegados. Pero tener este acercamiento a través de la virtualidad, donde la única forma de ver cómo se expresan otras personas es a través de las pantallas, es no obstante, una posibilidad que no hay que descartar, que hay que considerar, reforzar y valorar. En lo personal, creo que lo virtual no sólo llegó para quedarse sino para desarrollarse cada vez más. Como docentes tenemos la responsabilidad de que las plataformas se fortalezcan en los contenidos que se brindan. Y es necesario también observar la posibilidad de que en cada clase el docente no sea sólo una persona que ejecuta y el alumno el que repite, porque sinó quedaríamos absolutamente en deuda con el propósito. Sino que sería prioritario, a través de esta forma de llegar al niño, que podamos en esas ventanitas de aproximación, abrir muchas puertas con otras áreas del arte. Podemos sumar en nuestras clases el acercamiento, por ejemplo, con la pintura, la escultura o la arquitectura, de la mano de la danza. Hoy podemos entrar a un museo y  a sus galerías  virtuales y recorrer las  distintas áreas,  proponiendo trabajos de movimiento ante una determinada obra de arte. Ver qué dice ese cuadro, con qué música lo acompañaría, cómo podemos recrearlo, cómo podemos armar distintas escenas de diferentes pintores con sus variadas miradas sobre la sociedad. Así darle color corporal a los ya coloridos cuadros de Frida Khalo, a sus animales, a su fantasía. Ver cómo ser una ingrávida y sutil bailarina de Degas. Preguntarnos cómo podemos jugar haciendo La danza de Matisse, cómo podríamos ser seres mágicos como los de William Blake, cómo podemos transitar un espacio laberíntico como el de Pettoruti o qué pasa en el corazoncito de Juanito Laguna de Antonio Berni. Todos estos podrían ser disparadores en los que nos podemos apoyar, teniendo la posibilidad de la virtualidad y aplicando esas motivaciones a experimentaciones corporales. Esto hoy también se viene desarrollando en algunas  escuelas públicas  De esta manera, el niño abandona esa posición estática de espectador de la pantalla y lo levantamos de su silla, lo hacemos moverse y ponemos en jaque su creatividad permanentemente. Esto hace que un niño de Buenos Aires también esté conectado con un niño de Egipto y que un niño de Egipto esté conectado, a su vez, con uno de Alaska, y el de Alaska con uno de la base Marambio. Entonces, en la posibilidad que hoy nos brinda la virtualidad, tenemos que poner contenidos que hagan posible que esta comunicación a través de la danza, aún virtual, genere y siga generado, de alguna manera, instancias creativas e iniciativas de danza. 


Fotografía - Gentileza Margarita Fernández

AGV: ¿Cuál es la importancia del juego en la danza y cómo vincularías tu experiencia como docente con tus vivencias cuando eras una niña estudiante de danza? 

MF: En lo personal me pasó que tuve una infancia de mucho juego, incentivada por mis padres que eran muy rigurosos a la  hora del estudio pero que nunca dejaban de permitirme el tiempo de juego. No sólo en la casa, sino  también al aire libre. El juego se respetaba y mucho.

En el juego, a través de la iniciativa del docente, pueden darse propuestas teatrales donde surja la acción, la dramaturgia del movimiento de un relato, de un cuento, y la fantasía que es tan importante. Creo que hay una invasión de imágenes de la informática y los medios televisivos, en las aplicaciones en los celulares y en los juegos virtuales. Muchas de ellas son intrascendentes y son una acumulación por acumular, pero también hay muchas posibilidades de recorrer previamente esas imágenes y hacer una selección de grandes “joyitas” que hoy pueden tener a su alcance los niños. Como docentes, esto se debe incentivar. Se trata de un volver a revalorizar, a descubrir, y el docente debería encontrar el imaginario del alumno, del niño que pone en jaque al docente. Y allí, nuestra labor está prácticamente cumplida, porque entonces, uno entró en lo que el niño piensa y quiere transmitir. Eso significa que estamos en sintonía. Y eso es maravilloso. Porque uno vuelve a tener un corazón de menos de cuatro años, donde tiene todo por aprender y descubrir. La perversidad del tiempo y la acumulación de un montón de formas de estudios. enciclopedistas, de información vacía, conspiran. Cuando uno vuelve a ese corazón de menos de cuatro años, quiebra y descubre, y empieza a partir de otro tipo de imágenes y sensaciones. Es ahí donde uno entiende que comienza a crecer y a hacer un viaje, muchas veces a recobrar ese pasado que te hace entender tu presente y tu futuro. El futuro de esos niños, en ese momento, está en el presente que le brinda el docente, y eso hace a su crecimiento, siendo así de suma importancia.

Creo que ser inspirador es uno de los grandes desafíos de quien está adelante de una clase para niños: ser fuente de inspiración es una de las grandes obligaciones. Formar a un niño no solamente en lo técnico para que mañana sea un bailarín perfecto, sino generar en él una fuente de inspiración. Que para el niño su desafío sea, quizás, que después pueda llegar a entender la belleza como perfección, y entonces tomar estos medios técnicos -si va a ser bailarín- y así lograr la perfección. Pero que comprenda que no se trata de una belleza que se hace sólo por la técnica de estirar un músculo en una determinada posición, en determinado ángulo o tener un determinado físico que se trabajó muscularmente y lo desarrollamos. Sino que esa pierna, ese músculo, esa acción, ese gesto, viene acompañado de contenido, viene acompañado de descubrir una fuente inspiradora. Dos bailarines arriba de un escenario, con la misma técnica, se distinguen uno del otro porque quizás uno la acompaña del momento inspirador, y eso es intangible a los ojos, pero es tangible a la sensibilidad del alma. Y de eso se trata.

AGV: ¿Qué entendés por comunicar a través de la danza?

MF: Entiendo lo que en sinónimos le corresponde a la palabra comunicar: anunciar, transmitir, hacer saber, hacer partícipe, relacionarse, corresponderse, manifestar. Todas estas acciones están inmersas en el arte de la danza, le son innatas. Acontecen desde que nuestro cuerpo se manifiesta a través del movimiento y de sus señales corporales. Es el despertar de las facultades cognitivas y creativas. Cuando nos manifestamos, expresamos danzando, tenemos la oportunidad de transitar un instante privilegiado: el estar uno junto al otro en un momento donde conviven maneras de ser y de hacer, de relacionarnos.

“Mi cuerpo es el lugar de mi presencia en el mundo… es el punto de encuentro y de convergencia... mediante el que existo para el otro”, decía Paul Valéry.

Bailar es un acto de amor... Es hermoso sentirlo y poder transmitirlo, desde la infancia...-



Fotografía: versión infantil de SHEREZADE con dirección de Margarita Fernández. La hermosa puesta donde confluyeron diversas artes y títeres, se llevó a cabo en el Teatro Colón, en el año 2019. 

__________________________________


Nacida en Argentina, Margarita Fernández es Bailarina, Coreógrafa y Maestra Formadora. Actualmente es Directora de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea y Profesora en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Se desempeñó como Maestra Preparadora, Coordinadora Artística y Subdirectora del Ballet Folklórico Nacional durante 7 años. Es Directora del Estudio de Danza Margarita Fernández. Visita su biografía completa aquí.


IG @estudiomargaritafernandez

 

Te invitamos a suscribirte a nuestra página web agvagencia.com para recibir más artículos y entrevistas acerca del vínculo entre danza y niñez, así como también sobre otras temáticas fundamentales para el desarrollo integral de nuestra danza.


DANZA Y ESPIRITUALIDAD: "LA RIQUEZA DEL HOMBRE ES SU ALMA"

Por Ana González Vañek


Ya lo decía la gran Isadora Duncan, y junto a ella, tantas voces que fueron silenciadas a lo largo de la historia: la riqueza del hombre es su alma.
¿Por qué hemos limitado nuestra experiencia de la danza a la incorporación de recursos físicos técnicos y escénicos, haciendo a un lado la infinita sabiduría que nos habita?
Siendo la danza un arte sublime que nos permite acceder a los múltiples registros sensoriales de nuestra humanidad, así como también a la experiencia de la comunicación espiritual, y con la intención de conocer más acerca de los fenómenos que acompañan nuestra existencia corpórea, tuvimos el placer de entrevistar a Aldana Casal, especialista en Espiritismo.
En esta entrevista, Aldana comparte con nosotros todos sus conocimientos acerca de una temática cuyo valor pretendemos rescatar y reivindicar, para contribuir al proceso de co-creación de un nuevo mundo que merece y amerita la experiencia de una danza plena, libre y verdadera, donde cuerpo, pensamientos, emociones y espiritualidad coexistan en toda su inmensidad.

Fotografía - Gentileza Aldana Casal


AGV: -¿Qué es el espíritu?

AC: Podríamos decir que el Espíritu es el principio inteligente del Universo. Tiene como atributo esencial la inteligencia, pero por lo general se confunden el uno y la otra en un principio común, de modo que parecieran ser la misma cosa. El Espíritu es independiente de la materia, pero es necesario la unión de ambos para que sea inteligente la materia.

Los Espíritus pueblan el espacio, constituyen un mundo aparte: el mundo de los Espíritus, que preexiste y sobrevive a todo. Ellos son las almas de los que han vivido en la Tierra o en otros mundos. Generalmente nos formamos una idea falsa de los Espíritus, como seres indefinidos o fantasmas de cuentos. Sin embargo, son seres iguales a nosotros, o mejor dicho, son nuestra realidad después de la muerte del cuerpo físico.

Los Espíritus se encuentran en todas partes, los tenemos a nuestro lado influenciándonos y son uno de los poderes de la naturaleza. Cada Espíritu es una unidad indivisible y por difícil que pueda parecer, los Espíritus no tienen fin. Atraviesan la materia y penetran todo, el aire, la tierra, el agua y hasta el fuego.


AGV: ¿Cuáles son las diferencias entre espiritualidad y espiritismo?


AC: El Espiritismo responde a las cuestiones fundamentales de nuestra vida como ser:

¿Quién soy?, antes de nacer ¿Quién era?, después de la muerte ¿Qué seré?, ¿Por qué estoy en este mundo?, ¿Por qué algunas personas sufren más que otras?, ¿Por qué algunos nacen ricos y otros pobres?, ¿Por qué algunos ciegos, paralíticos, enfermos, mientras otros nacen inteligentes y saludables?, ¿Por qué Dios permitiría tal desigualdad?, ¿Por qué hay tanta miseria en el mundo y la tristeza supera la alegría?, ¿Por qué tantos destinos diferentes?, ¿Por qué los malos sufren menos que otros que son buenos?. Son preguntas que todos nos hacemos, al ver tanta desigualdad y tantos destinos diferentes en la vida de nuestro planeta.


Allan Kardec creó el neologismo Espiritismo para designar a este nuevo conjunto de ideas, definiéndolo así: 


«El Espiritismo es la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los Espíritus y sus comunicaciones con los hombres».


El Espiritismo es al mismo tiempo una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que se establecen entre nosotros y los Espíritus, como filosofía comprende todas las consecuencias morales que derivan de esas mismas relaciones.

Ademas, el Espiritismo tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura, pero no es una religión constituida, debido a que no tiene culto, rito ni templo.

A diferencia del espiritualismo no sólo admite la existencia de Dios y la inmortalidad del alma, sino que con pruebas materiales demuestra su existencia y acepta las comunicaciones con los Espíritus.


AGV: ¿Por qué es fundamental comprender la relación entre cuerpo y espíritu?


AC: Me gustaría empezar contándote que es el Alma. 

Se llama Alma al Espíritu encarnado. Por consecuente, las almas no son más que Espíritus. 

Antes de unirse al cuerpo, el alma es uno de los seres inteligentes que pueblan el mundo invisible y que se revisten temporalmente con una envoltura carnal para purificarse e ilustrarse. 

Además del alma y el cuerpo, existe en el hombre un lazo que los une llamado periespíritu.

El periespíritu es de naturaleza semimaterial y sirve de intermediario entre el Espíritu y el cuerpo, y esto es necesario para que puedan comunicarse el uno con el otro. Por medio de este lazo, el espíritu obra sobre la materia y viceversa.

Por lo tanto podemos decir que el ser humano está conformado por tres elementos:

Cuerpo o Materia: igual al de los animales.

Alma: Espíritu encarnado cuya habitación es el cuerpo.

Periespíritu: sustancia semimaterial que sirve de envoltura al Espíritu y lo une al cuerpo.

El periespíritu está constituido por el fluido universal, que asimila de cada planeta. Cuanto más evolucionado es el Espíritu, más sutil es su periespíritu.

Es fundamental comprender la relación entre estos dos debido a que sin ella, el cuerpo material no sería mas que carne y el Espíritu sin la carne no podría evolucionar ni manifestarse.

AGV: Considerando que en los últimos años se habla tanto de la energía como forma de sanación ¿Qué relación existe entre energía y espíritu?


AC: Al elemento material existente en el Universo, debemos añadirle el fluido universal, lo que sería la energía, que hace de intermediario entre el Espíritu y la Materia, al igual que el periespiritu y esto se debe a que la materia es demasiado grosera para que el Espíritu pueda tener acción directamente sobre ella. Sin este fluido universal, la materia estaría en estado perpetuo y jamás adquiriría las propiedades que la gravedad le otorga.

La cantidad de fluido vital se agota y puede llegar a ser insuficiente para el mantenimiento, si no se renueva por la absorción y asimilación de las substancias que lo contienen por ejemplo en la naturaleza. 

El fluido vital o energía, se transmite de un individuo a otro. El que tiene más puede dar al que tiene menos y en ciertos casos restituir la vida que está próxima a concluir.

Estamos en una interinfluencia constante entre diferentes seres encarnados y desencarnados, y es sumamente importante saber esto para poder tener conciencia de a dónde y con quién depositamos nuestra energía.


AGV: ¿A qué creés que se debe el silenciamiento social de la espiritualidad siendo que tantas personas a lo largo de la historia dieron cuenta de su existencia?


AC: Hagamos un recorrido por los inicios de la historia que hasta ahora conocemos. 

Fue Moisés que prohibió al pueblo judío la comunicación con el plano espiritual ¿Por qué?

Su prohibición en La Biblia Sagrada, ha servido como argumento de algunas doctrinas para condenar la práctica mediúmnica. 

Al analizar con profundidad se puede apreciar en primer lugar, que si la comunicación con los Espíritus fue prohibida, es porque ésta era posible. 

Si se conoce que la ley mosaica ya no está de acuerdo con nuestra época y costumbres, en algunos casos como apedrear a la mujer adúltera, la misma razón puede ser aplicada a la prohibición de la que trata.

Además, es preciso considerar los motivos que justificaban esa prohibición y que hoy han desaparecido por completo. El legislador hebreo quería que su pueblo abandonase las malas costumbres adquiridas en Egipto, donde las evocaciones estaban en auge y daban lugar a abusos. En aquella época, había un verdadero comercio con los adivinadores, asociado a las prácticas de magia y sortilegio, que eran acompañadas hasta de sacrificios humanos. La prohibición tenía, quizás, razón de ser. En los días actuales el ser humano ha logrado nuevas conquistas, el progreso se ha hecho debido al predominio de la razón y a la práctica de intercambio espiritual, defendida por el Espiritismo, que tiene otras finalidades como son la moralizadora y consoladora.

La práctica de la mediumnidad en el Espiritismo no tiene como meta solamente la producción de fenómenos físicos, destinados a despertar a los incrédulos, el curar enfermedades orgánicas y espirituales. 

Las actividades curativas, sirven para alertar al ser humano de que él es algo más que materia. Despertarlo para el real sentido de la vida, provocándole modificaciones de orden moral. Frente al mundo terreno, repleto de intereses inmediatos, el hombre busca su felicidad perdiéndose en las ilusiones generadas por la materia. Se desgasta en pasiones transitorias, atentando contra el noble ideal de la vida, que es el aprendizaje y progreso del Espíritu como ser inmortal.

La mediumnidad es un medio por el cual los Espíritus superiores presentan nuevos conceptos y horizontes más amplios a las personas. Eso les renueva el ánimo y las esperanzas con relación al futuro. Esclarece que moriremos, que viviremos, que reencarnaremos en otras ocasiones, en una condición social o en otra. El contacto con los muertos nos muestra que, por la acción de la Ley de Causa y Efecto, cosechamos todo aquello que sembramos. Que una vida egoista y orgullosa sólo conduce al sufrimiento. Creo que a ningún sistema que prioriza la materia y el consumo, como al capitalismo, le interesaría enfatizar sus esfuerzos en dar a conocer una Doctrina que en vez de alienar al hombre, lo libera.


AGV: ¿Qué sucede cuando nuestros cuerpos desaparecen del plano material?


AC: En el momento de la muerte, el alma vuelve a ser Espíritu, es decir que entra de nuevo en el mundo de los Espíritus que había abandonado momentáneamente, sin perder su individualidad que es representada por el periespíritu, conservando la apariencia de su última encarnación.


“Si no son ciegos, verán, y oirán, si no son sordos, porque a menudo habla una voz que les revela la existencia de un ser fuera de ustedes”.


Los Espíritus informan, que la separación del alma al cuerpo no es dolorosa y a menudo sufre más el cuerpo durante la vida que en el momento de la muerte. Los sufrimientos que se experimentan en el momento de la muerte son un placer para el Espíritu, que ve llegar el término de su destierro. La muerte ocurre después que los lazos que unían alma y cuerpo se separan gradualmente.

Con frecuencia, en el momento de la muerte, el alma siente cómo se desatan estos lazos y luego ve el porvenir, gozando anticipadamente del estado de Espíritu.


AGV: ¿Qué entendés por comunicación espiritual?


AC: Los Espíritus ven todo lo que nosotros hacemos, porque nos rodean sin cesar, pero cada Espíritu no ve más que las cosas en las que fija su atención, porque no se ocupan de las que les son indiferentes.

Los Espíritus influyen a los hombres tanto en pensamientos como en acciones. Se dice que cuando un pensamiento es sugerido, viene a ser como una voz que nos habla. Los pensamientos propios son en general los del primer instante. Hay Espíritus que se unen particular mente a un individuo para protegerlo, el llamado guía espiritual.

La mediumnidad es una facultad existente en los hombres, por medio de la cual los Espíritus desencarnados pueden comunicarse con los Espíritus encarnados.

La mediumnidad depende de una organización física más o menos apropiada para manifestarse. Desde que existen hombres, existen Espíritus, y si éstos han podido comunicarse, lo han de haber hecho en todos los tiempos. Las religiones y la Historia así lo confirman.

Entendemos con el Espiritismo que todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los dirige hacia el bien cuando saben escucharlo. Que unos se comuniquen directamente con él por una mediumnidad particular, que otros no lo oigan sino por la voz del corazón y de la inteligencia, poco importa, no por esto deja de ser el Espíritu familiar que los aconseja.

Ya sea Espíritu, razón o inteligencia, siempre es una voz que responde a nuestra alma y nos dicta buenas palabras, aunque probablemente no la comprendamos siempre. Si escuchamos esta voz interior que nos habla sin cesar, llegaremos a oir progresivamente a nuestro ángel guardián que nos tiende la mano desde lo alto de los cielos. La voz íntima que habla al corazón es la de los buenos Espíritus, y bajo este punto de vista todos los hombres son médiums y es necesario que lo sepan.-

______________________

"Les traigo las voces de los que ya no están. Las experiencias de la vida después de la vida y las evidencias de eternidad. Te invito a hacerte nuevas preguntas que te lleven a reflexionar sobre la manera que tenemos de ver al mundo" 

Aldana Casal
Espiritista y especialista en Mediumnidad

IG @aldana.casal